Lo cierto es que no tenía en mente publicar un libro. Nació como una especie de petición por el cumpleaños de un amigo. Sí, mi primer profesor de microrrelato en la Escuela de Escritores, Enrique Valladares,  primero gran profesor y luego gran amigo, meses antes de que fuese su cumpleaños me insinuó -medio en serio, medio en broma- que como regalo quería un libro donde leerme «todo seguido» y no tener que andar buceando entre mi blog y mi muro de Facebook para saber por dónde iban mis avances literarios y si tenía que tirarme una vez más  de las orejas 😉

Al lío que me enredo: bueno, el caso es que me planteé seriamente y por primera vez aquello de publicar : no sé si sabéis la de alegrías que da este tipo de procesos al recopilar, releer, corregir, organizar, ponerse nerviosa,  ponerle un título, pensar en una portada… una portada, yo que lo de dibujar ni es mi fuerte ni nada que se le parezca. Menos mal que ahí estaba Nino, Dictinio de Castillo con una portada y unas ilustraciones que sí o sí para mí irán siempre definiendo y completando contenido de una forma indivisible en este Caleidoscopio.

Recopilado todo, ya solo había que maquetarlo. Elegí al mejor para mis letras: Juan Cella. No sé si existirá algún maquetador que sea capaz a través del teléfono de comprender con tanta exactitud, pericia, afinación y artesanía digital lo que yo quería que fuese el libro una vez salido de imprenta. No se desvió ni un milímetro de lo que yo imaginaba y no sabía explicar.

Enrique en el prólogo, Nino en las ilustraciones y Juan en la maquetación y fotografía. Cómo no iba a llegar bonito.

Los libros, que a veces tienen vida e historia propia, además de la que cuentan.

Imágenes del libro

Pasen y vean:

Caleidoscopio es letras e ilustraciones. No me cabe la menor duda.

La portada y demás familia en colores se ajustan a la medida exacta de lo que yo quería y andaba buscando.

Nino, amigo y tremendo artista plástico.  Gracias y siempre serán pocas.

Y a ti, que estás leyendo ahora mismo estás letras, te invito a dar un pequeño paseo por su magnífica obra.

Presentación CALEIDOSCOPIO 29 de mayo de 2015

Creo que poco más añadiría yo después de ver las fotos. Fue el día, el momento, la emoción . Todo, absolutamente todo, se conjugó aquella tarde en el Sexto Edificio del Museo, para que la llegada de mi primer libro, Caleidoscopio, fuese algo increíble.

Repaso las fotos y veo a familia, amigos, personas que llegaron porque sí y que se quedaron. Todos y cada uno de ellos, junto con  sus aplausos, abrazos y sonrisas, forman parte imprescindible de que este 29 de mayo conserve para mí la esencia de lo bueno, lo auténtico y lo inolvidable.

Hablan de Caleidoscopio…

LECTURAFILIA ( Por Tensy Gesteira)

047 08/ 2015

https://es-es.facebook.com/lecturafilia

La primera vez que me explicaron el significado de la palabra “caleidoscopio” cuando estudiaba latín en primero de bachillerato, y recuerdo que mi profesora nos decía que eran cosas bonitas que se podían ver a través de un tubo. Y ahora, seis años después acudo a una presentación de un libro que se titula precisamente así: Caleidoscopio, y la autora es Carmen Quinteiro, una profesora de Educación Infantil de Pontevedra muy vinculada a Bueu, donde conocía su obra, porque fue aquí donde comenzó a escribir unos versos que la ayudarían a salir de una situación complicada. Podemos decir, aunque suene a tópico, que la literatura la salvó. Porque todos tenemos momentos de insatisfacción, en los que una tristeza sin causa tambalea nuestra existencia.

Carmen Quinteiro decía en la presentación que vivamos, que leamos sus versos sabiendo que arañarán la piel pero que nos ayudarán, o eso espera. Porque para ella, y para aquel lector que decida sumergirse en él, Caleidoscopio es “testigo de vivencias, un libro que necesitaba escribir cuando allá por 2008 yo era lo más parecido a un morir sin tocar fondo y necesitaba achicar el agua y la pena de aquella balsa, para no naufragar del todo”, según reconoce la autora. Así mismo, el propio título ya se presenta como un todo que recoge las vivencias que cada persona va atesorando en el discurrir por la vida, en la que hay momentos buenos y otros tantos tristes.

Personalmente, los poemas, microcuentos y poemas que recoge semejan ser hechos para mí. Detrás de la sencillez y el tratamiento de sentimientos conocidos y experimentados como el amor y el desamor, se esconde un cuidado medido por la palabra exacta, por expresar mucho en tan poco.

PILAR ARIJO, REVISTA ZOQUE.

“Hacía muchísimo tiempo que no veía un libro así. Bien editado, divinamente maquetado, unas ilustraciones de auténtico lujo y un contenido insuperable. Caleidoscopio de Carmen Quinteiro, es una auténtica joya. Recomiendo de corazón que lo compréis, porque libros como este existen muy pocos, el único inconveniente es que hay que pedirlos. Facilito el contacto a quien lo quiera, merece la pena”.

http://www.revistazoque.com/

Prensa

MÁS VENDIDOS 4 DE JULIO 2015
sheila y yo2
LISTA MÁS VENDIDOS. 25 DE JULIO. FARO DE VIGO.

Caleidoscopio por el mundo

Y sucedió lo impensable: personas que leyeron mis libros y se los llevaron como relectura en sus vacaciones, como uno más de la familia y ocupando un lugar destacado en sus fotografías.

No sé si  podéis haceros una idea de la alegría que suponen que te sucedan cosas así: pues bien, sentí todo eso en un incansable ir y venir de sonrisas incrédulas. Todas ellas, mías.

Tengo – y no me cansaré de decirlo- los mejores lectores y lectoras de mi mundo. De otros mundos no sé,  pero del mío, sí.

Faltan fotografías, pero las que conservo, aquí están.